Problemas de conducta

Las conductas agresivas, de oposición, desobedientes o desafiantes se encuentran frecuentemente en la población infanto-juvenil como parte de un desarrollo evolutivo “normal”. Establecer los límites en donde se debe pedir ayuda es difícil de concretar, las pistas nos las dan la frecuencia, magnitud y perseverancia en el tiempo.

 Así, podremos considerar dicha conducta como trastorno leve o como un trastorno más severo, con entidad clínica.

 En ambos casos, la primera tarea consistirá en realizar la evaluación tanto con el/la adolescente como con los padres y/o tutores. Posteriormente se establecerá una intervención multicontextual en la que a través de técnicas cognitivo-conductuales se promoverá que aquellas conductas inadecuadas dejen de producirse y se sustituyan por conductas más prosociales.

¿Quieres hacernos una pregunta?

Álvaro responde »
Cerrar formulario

Pregunta al psicólogo

¿Deseas consultar a nuestro psicólogo? Formula tu pregunta a Álvaro, él te responderá de manera totalmente confidencial.

Acepto la política de privacidad