Terapia familiar

La terapia familiar es un modelo de intervención terapéutica que se inicia en los años 70 y cuya señal más diferenciadora es que trabaja dentro de la familia aquellos problemas que presenta alguno de sus miembros. Frente a la intervención individual clásica (psicoanálisis, terapia de conducta) la terapia familiar sistémica considera que debemos poner el acento en las relaciones, ya que en ellas es donde se pueden producir distintos “cortocircuitos” que hacen que las personas tengan diversos problemas o patologías.

En la terapia familiar se presta gran atención a la comunicación en el interior de la familia, así, desde el comienzo de la terapia se analizará y se propondrán cambios en la manera de comunicarse que existe en la familia. Veremos cuál es la comunicación entre los padres, entre padres e hijos, entre los hermanos si los hubiera, con la familia extensa (abuelos, tíos...), y veremos la importancia que tiene para cada una de las personas la misma.

Otro de los aspectos que se aborda en este modelo de terapia son los límites en la familia, entendiendo en su doble vertiente de normas por un lado, pero también como la división que debe existir entre los padres por un lado y los hijos/as por otro. A veces ocurre que por diversas razones hay adultos que ejercen papeles de hijos y viceversa, en ese caso deberemos comprender las razones de ello.

El modelo de terapia familiar sistémica ha resultado un modelo muy válido a la hora de trabajar con los nuevos modelos familiares, tales como familias con hijos adoptivos, familias con algun hijo/a acogido, familias con padres/madres homosexuales, familias interraciales, familias monoparentales, reconstituidas...

¿Quieres hacernos una pregunta?

Álvaro responde »
Cerrar formulario

Pregunta al psicólogo

¿Deseas consultar a nuestro psicólogo? Formula tu pregunta a Álvaro, él te responderá de manera totalmente confidencial.

Acepto la política de privacidad