fbpx

¿Estás permanentemente enfadado/a? Veamos qué hacer…

Hablemos de emociones: aunque puede sonar difícil o incluso te haga sentir un poco ridículo, no tiene por qué serlo. Es conveniente señalar que todos los seres humanos compartimos con los animales muchas emociones y deseos básicos, así que detengámonos en la ira

Antes de ver cómo es esta emoción, puede ser adecuado pensar que cada uno/a de nosotros tiene dos cerebros:

  • Un cerebro viejo, que da origen a emociones y motivaciones básicas como el miedo, la ira, el hambre y el deseo de entablar relaciones.
  • Un nuevo cerebro que nos permite hacer cosas mas complejas como planificar, razonar, pensar.
Y es en esta combinación de cerebro viejo y nuevo donde surgen varios problemas:
Imagínate que nuestro viejo cerebro, que es muy protector y poderoso puede llevarnos hacia respuestas de amenaza como la ira y así nuestros pensamientos e imaginación se mantienen enfocados en las cosas que desencadenan esa ira.
Por otro lado, nuestro cerebro nuevo puede crear todo tipo de imágenes y pensamientos que se reproducen una y otra vez. Con lo cual, nuestro cerebro antiguo, como no distingue entre amenazas reales del mundo exterior y los pensamientos producidos por nuestro nuevo cerebro aumenta su respuesta de ira. Esto se denomina en Terapia Centrada en la Compasión CFT “bucle”. ¿Te suena? Es ese ciclo imparable en el que los pensamientos provocan respuestas emocionales que a su vez generan más pensamientos que a su vez…
 

“En general no elegimos sentir ira, simplemente emerge cuando nos sentimos amenazados.”

Vayamos a la ira: tendemos a experimentar la ira como una emoción o sentimiento que tenemos en respuesta a situaciones que nos amenazan o se interponen en el camino de lo que queremos. Tendemos a sentir ira cuando vemos injusticia, cuando nuestro desarrollo se ve obstaculizado o cuando percibimos que otros están actuando para dañarnos o avergonzarnos.

En general no elegimos sentir ira, simplemente emerge cuando nos sentimos amenazados, y ahí es cuando nuestro cerebro sale a “protegernos”.

La ira implica una serie de sensaciones corporales, que en general han evolucionado para llevarnos a la acción.

¿Cuál es el trabajo que se realiza en terapia en personas con dificultades con la ira? El trabajo se basa en la Terapia Centrada en la Compasión CFT, en los diversos estudios de Paul Gilbert y Russell L. Kolts, en los cuales se ha desarrollado unas líneas de intervención en esta problemática con notable éxito. Las claves de este tipo de terapia aplicada a la gestión de la ira son estas:

  1. Aprender el funcionamiento de la mente (sistemas emocionales, cerebro antiguo y nuevo…)
  2. Desarrollaremos el Mindfulness o atención plena: como manera d poder reducir la reactividad y los “bucles” del cerebro
  3. Aprender sobre la ira
  4. Nos detendremos a desarrollar la compasión (en otro post hablaré más detenidamente de este concepto, a modo de aperitivo te avanzo que no es ser blandito, ni sentir lástima… tiene que ver sobre todo con coraje y fortaleza, pero eso en otro post)
  5. Y veremos en cada paciente qué significado y de dónde proviene esa ira
 
En Psikonet hemos introducido el estilo de Terapia Centrada en la Compasión y nos está aportando unas grandes experiencias de disminución del sufrimiento, y no solo eso, sino que también de aumento de la felicidad de manera incuestionable. Llama al 635 376 880 y te atenderemos encantados.

 

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Suscríbete a nuestro Newletter

Recibe todos nuestros los artículos en tu email

Te interesa seguir leyendo...

¿Necesitas ayuda?
Estamos aquí para ti.​

Solicitar una cita

Para cualquier consulta puedes contactarnos en
help@psikonet.es o en el teléfono 635 376 880

Solicitar una cita

Para cualquier consulta puedes contactarnos en help@psikonet.es o en el teléfono 635 376 880